Sallent de Gállego y Baños de Panticosa

El Valle de Tena, en Huesca, se encuentra salpicado de hermosos pueblos de montaña; en nuestro recorrido por los Pirineos nosotros elegimos como destino Sallent de Gállego ya que además cuenta con un área para autocaravanas.
Esta pequeña población a 1305 m de altitud tiene como su principal aliciente el hermoso paisaje que la rodea. Una de sus señas de identidad es la Peña Foratata, una montaña de 2341 m de altura que se yergue majestuosa sobre el pueblo.

Pero la belleza de sus calles, con sus cuidadas casas de piedra, es sin duda un valor añadido.

Dada su cercanía a la estación de esquí de Formigal su turismo es principalmente de invierno y al llegar nos encontramos el aparcamiento que hay a la entrada completamente vacío, aunque a medida que avanza el día fueron llegando un par de furgonetas y autocaravanas más.
La dirección es: calle del puente romano, coordenadas N42°46'11" O0°20'6" o 42.769638,-0.333489
En un rincón del parking  hay una zona para autocaravanas que dispone de agua y creemos que desagüe, aunque no pudimos comprobarlo porque estaba bloqueada por los preparativos del festival Pirineos Sur, un evento musical y cultural que se celebra cada año durante la segunda quincena de julio. Por este motivo tuvimos que acoplarnos en la zona de coches y autobuses, lo que no fue ningún problema pues como digo estaba vacío.
A unos pocos pasos el precioso Puente del Paco, del s. XVI que cruza el arroyo Aguas Limpias.

Nuestro paseo se ve interrumpido por una tromba de agua que nos obliga a refugiarnos en nuestra casita con ruedas. El estruendo de los truenos, multiplicado por la cercanía de las montañas, hace parecer que el cielo quiera derrumbarse sobre nuestras cabezas, pero cuando por fin llega  la calma nos regala un hermoso arcoíris doble sobre el pueblo.

Si queréis saber qué cosas ver en Sallent y su entorno podéis consultarlo en este enlace a su web.
Una actividad recomendable es hacer el pequeño sendero denominado camino natural del embalse de Lanuza que sale del pueblo y avanza unos 3 kilómetros bordeando el embalse y ofreciendo unas vistas inmejorables de la zona.

Es un recorrido muy sencillo dado su longitud  (poco más de 6 km ida y vuelta) y que trascurre casi todo el rato plano, con tan solo un pequeño repecho entre Sallent y el embalse.

Durante el trayecto se pasan zonas umbrías y otras más despejadas que nos permiten contemplar la peña Foratata y al otro lado del embalse el pueblo de Lanuza que le da nombre. También posee algunos paneles informativos y un par de zonas con mesas de picnic.

Se trata de un camino bastante estrecho en el que la mayoría del tiempo hay que caminar en fila india. En general está en buenas condiciones, pero si ha llovido antes, como fue nuestro caso, puede haber zonas encharcadas y llenas de barro que será necesario pisar si se quiere continuar, por lo que mejor llevar zapatos de senderismo.
Continuamos viaje acercándonos a Baños de Panticosa a 18 km; una zona de balnearios conocida ya desde tiempos romanos. Hasta allí se accede desde Panticosa por una carretera de montaña de 7 km que tiene como único destino el balneario, situado en un pequeño valle a 1630 m de altitud y  rodeado por espectaculares montañas cuyas cimas alcanzan los 3000 m y en las que se observan numerosas cascadas. Las extensas zonas de aparcamiento están prácticamente vacías pues aquí llega más el turismo de invierno. Es un lugar tranquilo y perfecto para pernoctar y de hecho había bastantes autocaravanas.


A los pies del balneario se encuentra el Ibón de Baños nacimiento del río Caldarés (ibón es como denominan en Aragón a los lagos de origen glaciar que pueblan gran parte de los Pirineos)


Rodear el lago y dar una vuelta por el complejo turístico de hoteles, restaurantes y balneario toma menos de una hora. En el recorrido puede uno acercarse hasta el pie de la cascada Argualas.


Como se está haciendo tarde empieza a refrescar y se hace necesario algo de abrigo; aquí las temperaturas pueden bajar considerablemente incluso en verano. Esa noche necesitamos recuperar la manta para dormir y por la mañana al levantarnos el termómetro exterior marcaba tan solo 8°C. Para continuar ruta es necesario deshacer camino hasta Panticosa y allí hay un área en el que se puede cargar agua y vaciar: N42°43'3" O0°16'5" o bien 42.721464,-0.282093


El próximo destino será el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, un paraje que llevábamos tiempo  deseando conocer.
Los links a todos los post de nuestra ruta por los Pirineos los tienes en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario