Parque Nacional Crater Lake (Viaje por el Noroeste de los Estados Unidos XIV)

Crater Lake es un parque nacional del estado de Oregon que además de una inmensa belleza, posee varias características que lo hacen muy peculiar.

La primera es que se trata de un lago que se ha formado en la caldera de un volcán. El volcán original se llamaba Monte Mazama y hace más de 400.000 años sufrió una serie de erupciones que hicieron que gran cantidad de lava saliese al exterior aumentando el grosor de sus paredes. Hace 7.700 años ocurrió la más violenta de esas erupciones.  La caldera no pudiendo soportar el incremento de peso colapsó, haciendo que el Mazama se derrumbase y dejara el cráter que se puede observar ahora. Las lluvias y el deshielo de miles de años fueron llenándolo de agua, creando este hermoso lago que con casi 600 m es el más profundo de Estados Unidos y el noveno del mundo.
Otra de sus particulares características es que se trata de un volcán no extinto. Nuevas erupciones han hecho que poco a poco se forme dentro del lago un nuevo cono volcánico que se conoce con el nombre de Isla Wizard. Para obtener las mejores vistas de todo el lago en su conjunto y de la isla, lo mejor es subir a pie a Watchman Peak
Para ello se toma un sendero de tierra que recorre tan solo 1300 m pero cuyo desnivel es bastante fuerte, por lo que puede considerarse de dificultad moderada.

Conviene llevar buen calzado y algo de abrigo pues incluso en pleno verano podemos encontrarnos con que parte del camino está abierto entre grandes paredes de nieve. Como nos ocurrió a nosotros. Hay que tener en cuenta que el lago está situado a una altitud de entre 1880 y 2440 m.
El regreso se realiza por el mismo sendero, que permite también disfrutar del paisaje del otro lado del cráter.

Para visitar el parque existe una carretera circular que rodea todo el lago y que puede recorrerse en ambas direcciones.  A lo largo de ella hay varias zonas de aparcamiento de los que parten multitud de senderos. Nosotros recorrimos seis de ellos que comentaré a continuación, pero el que a nuestro parecer es imprescindible porque permite disfrutar de las mejores vistas es el que os acabo de comentar. 
Otro de los senderos que recorrimos es el Sun Notch, también en subida aunque menos intenso. Se puede ascender simplemente hasta donde se observa el lago y después volver por el mismo camino lo que equivale a 800 m o alargarlo hasta los 1300 m haciéndolo circular. Este trail es el mejor para observar la roca conocida como Phantom Ship - barco fantasma.
Otra de las peculiaridades de este lago de 53 km² de superficie es su intenso color azul. De hecho en 1853, cuando fue explorado por primera vez, lo bautizaron con el nombre de "Deep Blue Lake".

Para conocer también un poco la zona del parque que  se aleja del lago realizamos tres excursiones.
La primera, llamada Lady of the Woods, es un recorrido circular muy sencillo de 1 km, que pasa junto a algunos edificios históricos y esculturas en la roca, pero no es especialmente  remarcable. Si no se tiene tiempo o no se quiere andar tanto, este recorrido es, a mi parecer, el más prescindible de los que hicimos. Nuestra segunda excursión comienza tomando una carretera llamada Pinnacles Road que sale de la carretera de circunvalación del lago. Al final de esta carretera se llega al parking donde comienza el Pinnacles trail, un sendero de tierra completamente llano  de 1,6 km ida y vuelta desde el que se pueden observar curiosas formaciones de roca.

La tercera excursión fue a Plaikni Falls, para ver esta pequeña cascada. El inicio del sendero está en la misma carretera de Pinnacles. Son 1,6 km de ida, pero el desnivel no es muy grande por lo tanto es bastante sencilla. La vuelta se realiza por el mismo lugar.
Una cascada más fácil de ver, ya que da directamente a la carretera, es  la Vidae Falls.











Nuestro último recorrido a pie fue Gleetwood Cove, el único lugar por el que se puede descender hasta el lago si quieres comprobar lo fría que está el agua o coger el barco turístico (las entradas se compran antes en el centro de visitantes)
El descenso al lago se hace por un camino serpenteante de tierra de 1750 m de longitud, pero ojo, que luego toca subir otra vez esos casi 2 km y la pendiente es muy dura. En la guía está indicado como agotador "estrenuous" Yo previendo que tendría serias dificultades para subir me senté, a unos 600 m de llegar al final, a esperar que mi hijo y mi marido completaran el recorrido. Tampoco es que haga falta ser un atleta, pero si se tienen problemas con el ejercicio intenso o se va con prisa mejor prescindir de esta ruta.

A esa hora, casi las seis de la tarde, salieron de su escondite hordas de mosquitos de tamaño medio, color negro y muy hambrientos a juzgar por los estragos (llegamos al coche llenos de picaduras) Así que os recomiendo una buena loción antimosquitos si queréis visitar la orilla del lago al atardecer.

En total dedicamos nueve horas a conocer este hermoso parque nacional. 




Continuar viajando por las Colinas Pintadas de John Day Fossil National Monument

No hay comentarios:

Publicar un comentario