Las colinas pintadas de John Day Fossil Beds National Monument (Viaje por el Noroeste de los Estados Unidos XV)

El Monumento Nacional John Day Fossil Beds, en el estado de Oregón, es un área protegida formada por tres zonas distintas (Painted Hills, Clarno y Sheep Rock) pero con algo en común, las coloridas arcillas que forman el terreno y la abundancia de restos fósiles que allí se encuentran. Lo que convierte este lugar en una zona de especial interés geológico.
Las diferentes zonas están bastante separadas entre sí, la distancia máxima es de unos 170 km, que por este tipo de carreteras suponen unas tres horas.
Nosotros exploramos solo dos de ellas: Painted Hills y Sheep Rock.
Painted Hill State Park, como podéis imaginar, destaca especialmente por el espectacular colorido de sus colinas.

Allí realizamos cuatro recorridos de entre 4 km y 500 m de distancia.

El más aconsejable para ver las colinas de cerca y su composición es, a nuestro parecer,  el Painted Hills Overlook Trail.
Un sendero circular de 1 km que trascurre a ratos por camino de tierra a ratos por plataformas de madera y que serpentea entre las colinas.
Y para disfrutar de las vistas más espectaculares os recomiendo el Carrol Rim Trail. Un recorrido de 2,6 km ida y vuelta que asciende 150 metros por una pendiente de tierra desde la que obtener una vista aérea de las colinas.
Ninguno de los senderos tiene algo de sombra, así que no hay que olvidar la gorra y el protector solar. Nosotros tuvimos 38°C lo que hizo que la subida resultase algo pesada, aunque no era difícil.

La zona de Painted Hills no tiene centro de visitantes pero sí un pequeño área de picnic con mesas (estas sí están a la sombra de unos hermosos árboles), agua potable y cuartos de baño. 

Por  la tarde continuamos con el coche hasta la zona de Sheep Rock y paramos en primer lugar en el centro de visitantes y museo: Thomas Condon Paleontology Center. Un lugar donde apenas había un par de turistas, pero con una de las exposiciones de un centro de visitantes más interesantes y bien montadas que hemos visto.

Allí pudimos aprender sobre el origen de la zona, sus distintas etapas geológicas cuya impronta ha quedado reflejada en los distintos colores de la tierra y su importancia como yacimiento paleontológico. La exposición está repleta de reconstrucciones de los paisajes, la fauna y la flora de los distintos periodos y posee más de 500 fósiles de los encontrados por la zona, así que seguro que gustará a los niños.
En el mismo centro hablamos con el guardabosques encargado, sobre las posibilidades de senderismo y nos recomendó que hiciéramos el Island in Time trail de 2 km ida y vuelta. Sonaba muy bien lo del sendero isla en el tiempo y seguimos su consejo.
El camino transcurre entre colinas de tonos verdes y azules a cuya especial tonalidad, por desgracia, no hacen justicia nuestras fotos.


Ya fuera del parque, continuando con el coche a lo largo de la carretera que bordea el John Day River, pudimos disfrutar de la vista de hermosos acantilados y formaciones rocosas como la Cathedral Rock.

Comentarios