Monte Rushmore (Viaje por el Noroeste de los EEUU VI)

Uno de los lugares más visitados de los Estados Unidos, al menos por los estadounidenses, es esta espectacular escultura tallada en la roca, de cuatro de los presidentes más emblemáticos del país.
Seguimos en las Black Hills, como en el día anterior en el que visitamos la Devils Tower, sin embargo 200 km separan ambos lugares que además se encuentran en distintos estados. Mount Rushmore National Memorial  está situado a 5 km de la ciudad de Keystone en Dakota del Sur.
La entrada a la zona de visita es gratuita pero a no ser que quieras caminar o vengas en bici tendrás que pagar 10$ que es lo que cuesta el estacionamiento, ya que no existe ningún trasporte público para llegar hasta aquí. Eso sí, podrás aparcar las veces que quieras durante un año que es la validez del ticket.
Los aparcamientos están pegados al área recreativa en el que están los puntos de información, así como cuartos de baño, restaurantes, tiendas y fuentes donde llenar la cantimplora.  
Y a pocos pasos la Avenida de las banderas, un ancho pasillo flanqueado por las banderas de todos los estados que lleva directamente al anfiteatro desde el que apreciar las mejores vistas de los cuatro presidentes.

El monte Rushmore fue tallado entre 1927 y 1941 por unos 400 operarios siguiendo el diseño previamente ideado por el escultor Gutzon Borglum, quien se encargó también de la dirección del proyecto. Aunque el padre de la idea fue Doane Robinson que pretendía crear una atracción que hiciera que Dakota del Sur fuese visitado por gentes de todo el país y fue quien invitó a Gutzon para tratar el tema.  
Uno de los puntos de visita del camino circular que se recorre para admirar el monumento es el taller del escultor, desde el cual Gutzon hacía el seguimiento de los trabajos.
En el taller se puede admirar también el modelo a escala que el autor realizó previamente. Durante las obras se arrancaron a la montaña unas 450.000 toneladas de roca, las cuales siguen al pie de la escultura como podéis apreciar en las fotos. El motivo por el que el escultor eligió este monte es que es de granito, un material difícil de esculpir por su dureza pero muy resistente a la erosión, así se aseguraba que tamaña obra perdurase en el tiempo.
El camino circular mencionado (en amarillo en el plano) se denomina Presidencial trail y tiene aproximadamente un kilómetro de longitud.  

Recorrer este corto sendero es la forma de acercarse lo más posible a la escultura, aunque esta siempre queda bastante alejada ya que está en lo más alto de la montaña.
Y aunque sea la vista más cercana, la posición no es la mejor para apreciar las esculturas.
A lo largo del camino hay unas pocas mesas con bancos donde descansar o, como hicimos nosotros, aprovechar para hacer un picnic.
Los cuatro presidentes representados en el monte Rushmore son, de izquierda a derecha: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln.
George Washington fue el primer presidente de los Estados Unidos, entre 1789 y 1797, además de haber sido el comandante en jefe del ejército durante la guerra de independencia contra los británicos.
Thomas Jefferson fue el tercer presidente, de 1801 a 1809, pero su principal logro es haber sido el padre de la Declaración de Independencia redactada en 1776.
Curiosamente Jefferson murió  el 4 de julio de 1826, a los 83 años de edad, el día en que se cumplían 50 años de la Declaración de independencia.
Y como anécdota divertida, fue quién introdujo los helados en Estados Unidos. En la zona de la entrada se encuentra este cartel con una copia de la receta de su puño y letra.
Theodore Roosevelt fue el presidente número 26; gobernó exactamente un siglo después de Jefferson, entre 1901 y 1909. En 1906 se le concedió el Premio Nobel de la paz por su intervención en el fin de la guerra ruso-japonesa.
Observando su escultura se aprecia con qué detalle están realizadas las figuras, pues se pueden ver incluso los cristales de las gafas.
Abraham Lincoln  presidió Estados Unidos entre 1861 y 1865, años durante los que transcurrió la guerra de secesión. Fue el 16°  presidente y es recordado especialmente por su papel en la abolición de la esclavitud, que comenzó en 1963 cuando Lincoln firmó  el Decreto de emancipación de los esclavos en todos los territorios de la Unión. También fue impulsor de la Decimotercera Enmienda a la constitución que prohibía la esclavitud en todos los EEUU. Esta enmienda fue ratificada por casi todos los estados en 1865, año en el que Lincoln fue asesinado de un tiro mientras asistía a una representación teatral. Como dato curioso, en Kentucky no fue ratificada hasta 1976 y en Misisipi ¡1995!
En Washington DC se encuentran también  memoriales dedicados a estos presidentes, así como a Franklin Delano Roosevelt y Martin Luther King, puedes verlo en esta entrada.
Tras nuestra visita de unas tres horas al monumento, continuamos visitando el Black Hills National Forest que ofrece unos hermosos pinares y múltiples formaciones rocosas. Nos recordó mucho al hermoso parque de la Pedriza en la Sierra de Guadarrama en Madrid (España)
Las Black Hills cuentan con varias zonas de recreo donde bañarse en los lagos o disfrutar de otras atracciones, aunque para acceder a ellas hay que pagar. Pero en su mayoría es de libre acceso.
Seguir el viaje por el parque nacional Badlands.

Comentarios