Parque Nacional de los Glaciares (Viaje por el Noroeste de los EEUU IV)

El parque nacional de los Glaciares o Glacier National Park se encuentra en el estado de Montana haciendo frontera con Canadá, país por el que se extiende parte del territorio bajo el nombre de Waterton Lakes Nationalpark. En 1995 ambos en conjunto fueron declarados por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

Tiene una superficie aproximada de 4100 km² y la mejor forma de visitarlo es haciendo la carretera de montaña que lo atraviesa y que recibe el poético nombre de Going to the sun.
Nosotros comenzamos el recorrido por el  lago McDonald situado al suroeste del parque.

El día se presentaba gris y lluvioso, lo que no nos permitió apreciar bien la preciosa combinación de colores que conforman las piedras del fondo y que es una de las fotos típicas que todo viajero saca en este parque. Aún así nos pareció precioso.

Tras una hora de caminata por los alrededores del lago continuamos en coche por la mencionada carretera Going to the sun, que va ascendiendo poco a poco. A medida que aumentamos la altura, además de adentrarnos en el parque también lo vamos haciendo entre las nubes. 


Aunque por suerte entre nube y nube podemos disfrutar de las espectaculares vistas de estos valles cincelados hace miles de años por los glaciares.

Contrariamente a lo que podría parecer este no es el mejor lugar para ver glaciares, el nombre del parque viene de su origen glaciar pero hace ya largo tiempo que esos majestuosos ríos de hielo desaparecieron dejando espacio al bosque y a un ecosistema repleto de vida salvaje.
 
Llegamos a Logan Pass, el punto más alto de la carretera (2025 m) y donde se encuentra uno de los centros de visitantes, con una intensa lluvia y una temperatura muy baja, de modo que olvidamos nuestra intención de hacer senderismo y continuamos por la carretera.
De pronto, a unos 200 metros de la carretera divisamos un oso negro entre la maleza. Una gran alegría para un día que estaba resultando un poco tristón; el animal no tarda mucho en desaparecer pero nos trae bonitos recuerdos de nuestro primer oso avistado en las Smoky Mountains. Pero la suerte no termina ahí, apenas hemos avanzado unos 10 km cuando otro oso se cruza en nuestro camino, esta vez a muy escasos metros.

El oso, ajeno a nuestra presencia, rebuscaba entre las hierbas mientras nosotros lo contemplábamos boquiabiertos desde el coche. Estuvimos así un rato largo hasta que apareció por allí un guardabosques y lo espantó con una de esas bocinas de aire comprimido. Fue muy gracioso porque el animal se resistía a irse y a cada paso se giraba y miraba al guardabosques como diciendo "por qué, si no he hecho nada"




Cuando llegamos al tramo final de la carretera en la zona baja el sol lucía y decidimos que como no habíamos podido disfrutar mucho de los paisajes alpinos haríamos también la carretera que lleva hasta Many Glacier. Y fue una decisión acertadísima que os recomiendo; aunque el pavimento está en un estado regular y el tramo final es de tierra nos es complicado hacerlo con un coche normal y tiene la ventaja de ser un trayecto muy poco transitado. A nosotros nos brindó algunos de los paisajes más bonitos de todo el día con praderas repletas de flores al pie de las montañas y el sol reflejándose en los lagos.




Después pusimos rumbo a Cut Bank, una pequeña localidad pero con lo necesario para dormir, comprar y cenar algo. Lo único "turístico" es una gigantesca estatua de un pingüino que anuncia que nos encontramos en la población más fría de Estados Unidos (o eso dicen ellos, parece ser que el honor se lo disputan varios lugares) Lo que no ponemos en duda es que la cifra por la que Cut Bank se autoproclama así no es nada desdeñable, al parecer han llegado a registrar 48° bajo cero.


Continuar el viaje a la Torre del diablo (Devils Tower)


Comentarios

  1. Un poquito de miedo lo del oso... :) Pero me encanto el artículo. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, a los osos hay que tenerles mucho respeto. Por eso nosotros no salimos del coche en ningún momento. Muchas gracias por tu comentario Juan Pedro, me alegra que te haya gustado el post :)

      Eliminar

Publicar un comentario