La cascada Palouse (Viaje por el noroeste de los EEUU III)

La espectacular Palouse Falls se encuentra en el estado de Washington, pero pese a lo que uno podría imaginar no está rodeada de bosques, ni resguardada por montañas. Lo que realmente hace maravillosa la contemplación de este increíble salto de agua de casi 60 metros de altura es su aparición como salida de la nada.
En nuestro segundo día de viaje pudimos descubrir que el noroeste de los Estados Unidos no es tan verde como nos lo habíamos imaginado; los aproximadamente 250 km que nos llevan desde Yakima hasta Palouse Falls son de llanura árida, con tan solo hierba seca y algunas colinas aquí y allá sin vegetación.
De camino, a unos 30 km de donde partimos, pasamos por Zillah, donde paramos para sacar unas fotos a esta curiosa gasolinera (dirección: 117 1st. Av.)
Encontrar Palouse Falls no es sencillo, pese a que fue nombrada en febrero de 2014 la "cascada oficial del estado de Washington", ya que no hay grandes poblaciones cerca y hasta ella se llega por una carretera de tierra. Al final del post  os dejo el mapa.
Esta cascada está ubicada dentro del Palouse Falls State Park que es de pago, pero no dispone de un centro de interpretación ni de unas taquillas. Al llegar al parking de tierra hay un tablón de anuncios donde te informan como realizar el pago de 10$. Básicamente, hay unos sobres donde tienes que poner el dinero, rellenar unos datos y luego echarlo en un buzón. Junto al parking hay una pequeña zona donde está permitido acampar y unos cuartos de baño. 
A juzgar por las plazas de aparcamiento, muy poca gente debe visitar este lugar. Cuando nosotros fuimos había solo otros tres coches.

Y no es, obviamente, que al lugar le falte encanto, pero es que está, como dije, situado en medio de la nada. Tampoco ofrece grandes oportunidades de pasear ya que el paisaje es seco y el cañón que forma el río limita el acceso a la cascada.

Este cañón tiene una altura máxima de 115 m y en él se pueden contemplar algunas formaciones basálticas características de la zona; especialmente en la parte alta de la cascada donde también se forman pináculos de piedra.
La tremenda caída del agua no provoca el estruendo que cabría esperar, pero en la charca se puede apreciar la silueta del remolino que forma.
Tras una horita de caminar, fotografiar y disfrutar de las vistas continuamos nuestro camino, aún nos quedan más de 4 horas de trayecto.

A medida que cruzamos Idaho y después Montana el paisaje se vuelve de nuevo boscoso y los grandes ríos, los desfiladeros y las montañas hacen su aparición. También la lluvia. Y así llegamos a la hermosa población de Thomson Falls en Montana.
 



Un sitio ideal para pernoctar porque se encuentra en un paisaje idílico, frente a un hermoso lago y porque está todavía lo suficientemente lejos del Glacier N.P. (250 km) como para que en los hoteles no se aprecie lo que se podría llamar el "efecto periferia" que hace que  los precios del hospedaje se incrementen en más del doble.
De paseo por Thomson Falls
Seguir viaje hacia el Parque Nacional de los Glaciares

Localización de Palouse Falls:

Comentarios