Escapada al lago de Como (Italia) Día 1

Aprovechando cinco días de vacaciones de Semana Santa nos hemos acercado hasta Italia para conocer el lago de Como y sus alrededores; un lugar con unos paisajes espectaculares. Esta escapada nos ha permitido también conocer Milán y Bérgamo.
En las próximas entradas relataré un poco sobre estos lugares y, como suelo hacer habitualmente, pondré muchas fotos, que es lo que a mí me anima casi siempre a elegir nuevos destinos de viaje.
Esto es lo que podéis encontrar en los próximos post:
Vamos allá con el primer día.
Llegar hasta el lago de Como desde Alemania supone atravesar los Alpes, lo cual significa conducir por carreteras de extraordinaria belleza. Si además el viaje se hace apenas comenzada la primavera, como es el caso, lo más probable es que la nieve aún acompañe gran parte del camino dando a las montañas un aire todavía más propio de una gran cordillera como es la alpina.
Llegados ya a Italia nos detenemos a contemplar el lago de Lugano a caballo entre Suiza e Italia.
Para alcanzar nuestro destino final, Lecco, vamos rodeando el brazo superior del lago de Como. El lago, que se encuentra en la región italiana de Lombardía, posee una forma estrecha y alargada (su anchura máxima es de 4'5 km) y se compone de tres brazos: Colico, Como y Lecco, nombrados así por las tres ciudades principales que hay en sus orillas.
Foto: Wikipedia
Posee una extensión de 146 km² y es uno de los más profundos de Europa, alcanzando un máximo de 416 m de profundidad.
El camino serpentea por estrechas carreteras llenas de túneles y que atraviesan pequeñas poblaciones a orillas del lago.
El lago de Como es famoso por sus hermosas villas italianas, que han sido durante siglos refugio de verano de la aristocracia.
Pero lo que confiere especial belleza a este lugar, en mi opinión, es que las montañas rodean sus orillas en cualquiera de las direcciones que alcanza la vista.
Un dato curioso para los cinéfilos, el lago de Como forma parte de algunos de los escenarios que aparecen representando al planeta Naboo en la guerra de las galaxias.
La ciudad de Lecco, donde nos alojamos, es uno de los centros industriales más importantes de Lombardía, pero también tiene su casco antiguo y un bonito paseo al borde del lago.
La elección fue meramente casual, fue donde encontramos el alojamiento más económico en la zona sur del lago; nos interesaba esta zona para estar cerca de Milán y Bérgamo, dos ciudades que queríamos conocer.
La ciudad tiene algún museo destacado y es especialmente conocida por la novela "los prometidos" de Manzoni, pero nosotros nos dedicamos solo a recorrer sus calles.
 














Desde Lecco, cruzando el río Adda que atraviesa el lago, se puede hacer un hermoso paseo por la rivera del lago hasta llegar a Malgrate, la población que hay justo en frente.
Y contemplar la hermosa silueta de Lecco entre el lago y la montaña.
Si no se quiere caminar tanto, merece la pena al menos acercarse a su pequeño puerto para contemplar las hermosas vistas de este brazo del lago.

Seguir leyendo el viaje

Comentarios

  1. Muy bonito!!!!!
    Me lo apunto para hacer alguna escapada en el futuro.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un sitio estupendo para una escapada corta, de primavera a ser posible, cuando aún se disfrutan las cimas nevadas y los árboles ya están en flor. Además está muy cerca de Milán.
      Un saludo Trotajoches y gracias por comentar :)

      Eliminar

Publicar un comentario