Ciudades de cuento en Alemania (Viaje a Noruega VII)

Hemos alcanzado nuestra meta, recorrer Noruega, pero nunca perdemos las ganas de conocer sitios nuevos y Alemania está llena de ciudades hermosas. En nuestro camino de vuelta a casa hicimos un trocito de la ruta de los cuentos (MärchenStraße) y alguna otra ciudad de los alrededores.
Casas de vigas entramadas en Hann. Münden
Día 26
Esta visita de cuento comienza en Bremen.  ¿Quién no conoce esta fábula de los hermanos Grimm? Su popularidad es indiscutible y la ciudad no pierde la ocasión de aprovecharla, por doquier hay referencias a los músicos de Bremen, empezando por la estatua junto al ayuntamiento.

Pero Bremen es mucho más que estos cuatro populares músicos.
La belleza de sus calles y edificios bien merece un largo paseo y, sin duda, nosotros disfrutamos enormemente de él.

Para esta visita aparcamos la autocaravana en un P+R y luego cogimos un tranvía que nos llevó hasta el casco histórico.

Comenzamos por la impresionante plaza del mercado, Marktplatz. En ella se puede admirar el ayuntamiento, construido en el s. XV pero con una imponente fachada renacentista levantada dos siglos más tarde (s. XVII).
En el 2004 fue declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, junto con la estatua de Roland que se encuentra en la misma plaza.
La estatua de Roland es todo un símbolo de la ciudad desde que se colocó en 1404. La escultura mide 5'47 m de altura y está sobre un pedestal de 60 cm. Representa la independencia de la ciudad que, según cuenta la leyenda, será libre mientras la estatua siga en pie.

Roland (en español Roldán u Orlando) fue un noble que luchó contra los sarracenos al mando de Carlomagno y perdió la vida en la batalla de Roncesvalles (Navarra, España)

Y frente a él, St. Petri Dom (la catedral de San Pedro), una iglesia evangélico-luterana de estilo gótico.

La plaza en sí tiene una arquitectura espectacular con detalles en cada uno de sus 360°
Pero este no es el único tesoro que encierra Bremen. 

Continuamos nuestro paseo por Böttcherstraße (Calle Böttcher) una calle de 110 m de longitud con mucho encanto, diseñada en los años 20. 



Y de allí a el barrio Schnoor, el más antiguo de la ciudad, con sus calles empedradas y sus pequeños cafés y tiendas de artesanía.

Allí nos encontramos algunas de las calles más estrechas que hemos conocido. Como esta en la que Antonio se tuvo que encoger para entrar.
Y para terminar, un agradable paseo por la orilla del Weser y del canal interior Stadtgraven que está franqueado por un largo parque con caminos de tierra que van siguiendo el curso del canal. 
Hasta llegar a este hermoso molino dentro del parque.














La siguiente parada es Celle, que posee un parking de tierra gigantesco a las afueras, pero a poca distancia a pie del centro histórico. Es un lugar típico para pernoctar autocaravanas, de hecho éramos un montón.
Nada más llegar al centro comienza a diluviar y nos vemos obligados a refugiarnos en unos grandes almacenes durante casi una hora. Cuando la lluvia afloja damos un paseo por esta pequeña ciudad, fiel reflejo de la típica arquitectura alemana de vigas entramadas de la época medieval.

Si os fijáis en las fachadas veréis que muchas de las casas a medida que ascienden sobresalen un poco hacia afuera en cada piso. Es algo muy típico de la arquitectura de la época. La explicación es que los impuestos se pagaban en función de la superficie de la propiedad medido a nivel de calle y la gente para pagar menos y tener casas más grandes ideó este curioso sistema de hacer los pisos escalonados, haciendo cada nueva planta un poquito más grande que la anterior.

Día 27 
La lluvia nos sigue, pero con menos intensidad que ayer. Hameln (Hamelin en español) es otra de esas ciudades alemanas de cuento, no solo porque aquí transcurre una de las más populares historias infantiles, sino porque de nuevo las casas de vigas entramadas le dan un aire de cuento de hadas.

El reclamo turístico del flautista aparece por doquier, en fuentes, carteles, grabados,... Las ratas que le acompañan tampoco desmerecen, se pueden encontrar en todo tipo de suvenir, hasta venden panecillos con su forma. 

Y este hermoso viaje con el que tanto hemos disfrutado concluye con una ciudad no menos hermosa, Hannoversch Münden, que suele abreviarse como Hann. Münden. 

Este es uno de esos lugares en los que hay que dedicar tiempo a pasear relajadamente intentando adentrarse en cada una de sus calles, porque la verdad es que no hay rincón que no encierre una imagen maravillosa para nuestra retina.


 
Y de aquí directos a nuestra casita, en Ulm.
En este viaje hemos conducido 9553 km.

Ir a la entrada anterior: De Noruega a Dinamarca

Comentarios

  1. y yo navegando en red....de repente digo, uy, esas caritas me suenan. Qué alegría! Qué chula tu página. Un beso desde Biberach :)
    a los tres! tus fotos de maravilla.
    Artista, escribiendo y fotografiando.
    Bruno, Celia y Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno encontrarte por aquí y qué alegría que te guste el blog. Pues iré metiendo más cosillas de Alemania, así que si te apetece hacer excursiones pasate de vez en cuando.
      Besos a los tres

      Eliminar
  2. Hola Esther y familia,

    bellísimo este post sobre parte de la Ruta de Cuentos Alemana, sobre todo por las muchas fotos! Aquí en Alemania hay muchísimas cosas para ver y hacer, quedo a la espera de más de vuestros reportajes sobre zonas alemanas :).

    Saludos desde Rheinhessen,

    Mauricio
    Alemaniando.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mauricio. Esa es la idea, ir metiendo poco a poco todas nuestras excursiones por aquí. Si miras en la etiqueta Alemania, verás que ya tenemos algunos post con sitios muy interesantes de visitar como el desfiladero del Breitach o el camino elevado junto a las copas de los árboles en Baviera.
      Muchas gracias por el comentario.
      Saludos desde Ulm

      Eliminar
  3. Este año no me pierdo un viaje a tierras alemanas. Gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un país precioso para unas vacaciones, seguro que las disfrutas. Si tienes alguna pregunta con la que pueda ayudarte, aquí me tienes.

      Eliminar

Publicar un comentario